Un amplio operativo policial desembocó en las últimas horas en una espectacular persecución, varias detenciones y la interceptación de una furgoneta de gama alta que transportaba un cargamento de 1.200 kilos de hachís en dirección a Francia a través de la principal autopista que cruza Navarra, en España, sentido Pirineos. 

El trabajo, según fuentes de la Policía Foral de Navarra, se desarrolló a raíz de las pesquisas de la Policía Nacional, que llevaban un tiempo tras la pista de la organización criminal que pretendía transportar el alijo de droga desde el Sur de España hacia Europa. Los narcos hacían uso de un vehículo lanzadera para advertir la presencia policial, lo que les permitió intentar huir hasta que, previo tiroteo, fueron interceptados en la citada autopista.

Para la fase final, la participación de la Policía Foral y de la Guardia Civil fue un apoyo básico para la Policía Nacional. Los agentes practicaron varias detenciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.