Cuatro costarricenses, dos ecuatorianos y un colombiano quedaron a disposición de las autoridades judiciales de Costa Rica tras ser detenidos en altamar cuando transportaban un alijo de 640 kilos de cocaína en una embarcación pesquera de nombre Mujer Gitana.

Los sospechosos cayeron en virtud de un trabajo conjunto entre el ministerio de Seguridad Pública y autoridades de Estados Unidos. La sustancia estaba oculta en un habitáculo que se abría mediante un sistema hidráulico en la embarcación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.