El imparable incremento del tráfico internacional de drogas en la zona Sur de España trae como consecuencia un proporcional aumento de los sindicatos del crimen en la región. Las investigaciones de Narcodiario, presente en la zona en los últimos meses, desvelan la inquietante presencia de un nuevo actor en el mundo delincuencial: los piratas narcos. Las fuerzas de seguridad saben de su presencia, si bien resulta muy difícil detener sus actividades. Se dedican al abordaje de embarcaciones que llegan a la Península cargadas de droga para robarles el estupefaciente en altamar e introducirlo por sus propios medios en el territorio.

La última actuación conocida de estas bandas tuvo lugar este mismo puente festivo de Halloween en las costas de Huelva, cuyo desenlace se conoció en parte: el hallazgo de una narcolancha a la deriva con 6,3 toneladas de hachís en aguas portuguesas, muy cerca de Ayamonte y procedente de España.

Narcodiario pudo saber que esa narcolancha fue abordada junto a una segunda embarcación de similares características a unas 30 millas de Huelva. Individuos fuertemente armados no dudaron en abrir fuego para hacerse con el control de las mismas para intentar introducirlas en el territorio. Así, y después de enviar a tierra a los jóvenes tripulantes de las ‘gomas’ que fueron asaltados, protegieron su ‘captura’ con la intención de hacerla llegar a la costa. Sin embargo, y tras varios intentos, no pudieron ‘coronar’, por lo que decidieron abandonarla en las inmediaciones de la frontera entre España y Portugal, siendo arrastrada por la marea hacia costas lusas. Se piensa que sí consiguieron hacerse con la segunda de las lanchas.

Los ‘vuelcos’ de droga en tierra son cada vez más habituales, con organizaciones dedicadas a ello a tiempo completo -ejemplo de ello, la que suplantaba a la Policía que fue descubierta esta misma semana en Andalucía-. Sin embargo, hasta ahora el gran público desconocía que en altamar operan auténticos piratas narcos a las puertas de costas españolas, muy bien armados y con un único objetivo: quedarse con cargamentos de droga sin necesidad de llegar a Marruecos ni hacer trato alguno con los dueños de la mercancía. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.