Efectivos de los Mossos d’Esquadra y de la Policía local de Vacarisses, en la provincia de Barcelona, detuvieron a tres personas en relación con una plantación subterránea de marihuana hallada en los bajos de un inmueble de la citada localidad. 

En el marco del operativo, en el que fue fundamental el olfato de los perros adiestrados, se incautaron 413 plantas en buen estado de crecimiento, así como todo el equipo y los útiles necesarios para hacerlas crecer en esas condiciones, en el subsuelo, tales como ventiladores, lámparas y sistemas de riego.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.