Policía Nacional y la Guardia civil han detenido a seis personas en El Campello (Alicante) como presuntos integrantes de una banda criminal a la que se incautó 90 kilos de hachís, entre otras drogas y posesiones, que distribuían por otros países europeos a través del doble fondo de furgonetas.

La organización, que se había asentado en Alicante y que cultivaba y traficaba con marihuana, tenía viviendas en El Campello, València y Roquetas de Mar (Almería), así como también tenía vínculos con Benidorm y San Pedro del Pinatar (Murcia), han informado Guardia Civil y Policía Nacional.

Las investigaciones se iniciaron este abril, cuando la policía lituana dio conocimiento a la Guardia Civil a través de la Europol de que un grupo criminal, dedicado al tráfico de drogas, se había asentado en la localidad de El Campello.

En una primera fase de la operación, los agentes identificaron a todos los miembros del grupo criminal, siendo estos seis personas de nacionalidad lituana, ucraniana, cubana y marroquí, dos mujeres y cuatro varones, todos ellos entre 35 y 45 años de edad.

Aunque la base de operaciones de la banda estaba ubicada en El Campello, una de las mujeres estaba afincada en Roquetas de Mar, y era quien proporcionaba el hachís a la banda, que posteriormente era ocultado en el doble fondo de vehículos para su posterior transporte a países europeos.

Durante el transcurso de las investigaciones se acreditó que el grupo criminal tenía vínculos fuera de la localidad y de la provincia, por lo que llevó a los agentes a trasladarse hasta las localidades de Benidorm, Valencia, San Pedro del Pinatar (Murcia) y Roquetas de Mar (Almería).

En la fase de explotación de la Operación Krabas, el día 30 de mayo del 2022, se procedió a realizar la entrada y el registro en cuatro viviendas en las localidades de El Campello, València y Roquetas de Mar (Almería).

Las investigaciones concluyeron con la detención de los seis miembros de la banda, a los que se les imputaron los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Así, en los registros se intervinieron casi 90 kilogramos de hachís, diversas sustancias anabolizantes, tres vehículos de gama alta, dos furgonetas que habían sido modificadas para ocultar la droga, dos motocicletas, 9.145 euros en efectivo, diversos terminales de telefonía móvil, varias máquinas para envasar al vacío y útiles para el cultivo de marihuana.

El Juzgado de Guardia e Instrucción de Elche ha decretado el ingreso en prisión para uno de los principales miembros de la banda, mientras al resto se les ha impuesto la prohibición de salir del territorio nacional, así como la presentación periódica en los Juzgados.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.