Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han desarrollado una operación en conjunto para desarticular puntos de venta de drogas dedicados a ofrecer sustancias a los numerosos turistas que visitan la ciudad durante el verano.

La redada se saldó con cuatro detenciones y la incautación de más de 1.000 pastillas de éxtasis, distintas cantidades de otras drogas y mas de 4.000 euros en efectivo en el barrio del Raval. Siete personas más están siendo investigadas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.