Sandra Ávila Beltrán (Foto: @sandraavilaoficial)
Sandra Ávila Beltrán (Foto: @sandraavilaoficial)

Tenía 18 años cuando acudía a las aulas de la Universidad Autónoma de Guadalajara para estudiar la carrera de Ciencias de la Comunicación. Sus compañeros la recuerdan callada, de pocos amigos y con un aire permanente de desconfianza. Pero a pesar de su carácter introvertido, nunca faltó el glamour.

“Bajaba superemperifollada (ostentosa) con muchas joyas. Usaba collares gruesos de oro que estaban de moda en esa época”, recordó un ex compañero de clase para la BBC. Solía llegar tarde a clases, casi siempre dos horas después de iniciada la jornada. Entraba en silencio y se sentaba en la primer banca disponible. No pasaba desapercibida. A esa universidad privada, solía llegar a bordo de autos lujosos.

Ella es Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como la “Reina del Pacífico”, quien hace poco reapareció a sus 61 años en la red social TikTok, a través de una cuenta en la que publica fotos, videos, comparte detalles de su vida personal y sobre sus rutinas de belleza.

Hasta el 20 de julio tenía 41.5 mil seguidores. Entre las 15 publicaciones que aparecen en la red social, se pueden apreciar imágenes en las que Ávila Beltrán aparece en un yate, en compañía de otras personas. También publicó un video de 10 segundos de duración para agradecer el apoyo y cariño de sus seguidores, así como anunciar que pronto realizará un “live”.

Sandra Ávila Beltrán, conocida popularmente como “La Reina del Pacífico”, tiene 61 años de edad (Foto: @sandraavilaoficial)
Sandra Ávila Beltrán, conocida popularmente como “La Reina del Pacífico”, tiene 61 años de edad (Foto: @sandraavilaoficial)

“Hola, buenas noches, muchas gracias a todas las personas que han tenido interés en mí, en mi página, esta es la oficial. Las otras no son mías. Sí soy yo. Para todas las personas que preguntan si soy la verdadera, la real, sí, soy yo. Me disculpan en estos momentos cómo estoy. Me acabo de bañar. Ando en pijama. Estoy haciendo mi maleta. Voy a salir de viaje”, explicó Ávila Beltrán, quien pasó ocho años en cárceles de EEUU y México, acusada de narcotráfico.

Sandra Ávila Beltrán nació en Mexicalli, Baja California, en 1960. Sus padres, María Luisa Beltrán Félix y Alfonso Ávila Quintero, estaban vinculados familiarmente con algunos líderes del narcotráfico, por lo que desde temprana estuvo cerca del mundo del tráfico de drogas.

Mujer exhuberante y coqueta, su popularidad es tal que incluso cuenta con su propio “narcocorrido”, composiciones tradicionales del norte de México en las que se exaltan las acciones de las mafias de la droga, que le compuso en 2004 el grupo “Los Tucanes de Tijuana”.

De Sandra se dijo que era sobrina de Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Jefe de Jefes” y quien fuera uno de los líderes más poderosos del narcotráfico en los años 70 y 80. Sin embargo, en conversaciones con el periodista Julio Scherer García, la mujer detalló que no era cierto, como tampoco la fortuna que se le atribuyó tras su captura.

“El gobierno me relaciona con los capos, como si fuera uno de ellos. Pero yo los conocí cuando eran personas comunes y corrientes”, explicó en el libro La Reina del Pacífico: es la hora de contar, de Scherer.

Su historia cautivó a periodistas y escritores (Foto: EFE)
Su historia cautivó a periodistas y escritores (Foto: EFE)

“La Reina del Pacífico” fue detenida el 28 de febrero de 2007 junto a su pareja, Juan Diego Espinosa, alias “El Tigre”, al salir de un restaurante Vips en Ciudad de México. En abril de 2013, frente a una corte en Miami (Estados Unidos), Sandra Ávila se declaró culpable del tráfico de cocaína.

En 2012, Avila había sido absuelta de cargos similares en México y su defensa argumentó sin éxito que eso significaba que no debía ser extraditada. Pero en junio de ese mismo año, un tribunal otorgó la extradición para que pudiera enfrentar los cargos pendientes en los Estados Unidos, donde los fiscales alegaron que también tenía vínculos con incautaciones de cocaína en Chicago.

La solicitud indicaba que Ávila pertenecía a una organización que traficaba cocaína desde Colombia a los Estados Unidos. Los fiscales estadounidenses aseguraron que ella ayudó a almacenar y trasladar los envíos de la droga de México a los Estados Unidos.

Tras esto fue repatriada a México en agosto de 2013 y de nuevo encarcelada para enfrentar a la Justicia por cargos de lavado de dinero, proceso que fue suspendido por haber sido extraditada al país vecino. El 5 de septiembre de 2014, fue condenada a cinco años de prisión y mil días de multa por ser penalmente responsable en la comisión del delito de operaciones de procedencia ilícita y fue recluida en el Centro Federal de Readaptación Social, en el estado de Nayarit.

La noche del 7 de febrero de 2015 fue liberada definitivamente. Entonces se le vio decaída, con el pelo lleno de canas y un semblante apagado. Sin embargo, siete años después, se le ve igual de exhuberante y coqueta como se le recuerda en sus mejores años, cuando forjó la leyenda de “La Reina del Pacífico”.

SEGUIR LEYENDO:

“Soy la verdadera, la real”: la supuesta llegada a TikTok de Sandra Ávila Beltrán, la “Reina del Pacífico”
Tribunal ordenó descongelar las cuentas de Sandra Ávila Beltrán, “La Reina del Pacífico”
“La Reina del Pacífico”: ordenaron a la FGR informar el destino de las pólizas que le aseguraron

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.