La Policía Nacional ha detenido a cinco personas por dedicarse al cultivo de marihuana a gran escala en una urbanización de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), en una operación en la que se han incautado más de un millar de plantas, además de un arma de fuego.

Los detenidos han sido acusados de un delito contra la salud pública y tenencia ilícita de armas, ya que se han incautado 1.178 plantas listas para ser cortadas, con un peso total de 716,5 kilogramos. La operación se inició por parte de agentes pertenecientes a la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Policía Nacional de Dos Hermanas en Sevilla al tener conocimiento de la existencia de varias plantaciones de marihuana voluminosas cuyos responsables iban a retirarlas próximamente para el mercado ilícito.

Dichas plantaciones se encontraban en una urbanización perteneciente a la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra cercana a Dos Hermanas, una zona conocida por los agentes como lugar habitual de cultivo tanto de marihuana interior como de exterior. Tras las pesquisas realizadas por los investigadores, localizaron las seis plantaciones de marihuana y consiguieron identificar y localizar a los responsables de dichos cultivos.

Una vez obtenida la autorización judicial correspondiente se llevó a cabo la operación de entrada y registro de las parcelas e inmuebles, que contó con la colaboración de GOES Sevilla y Málaga así como Medios Aéreos de Policía Nacional por la peligrosidad de la zona. Los cinco detenidos contaban con antecedentes policiales previos y una vez pasados a disposición judicial, se dictaminó el ingreso en prisión de uno de ellos y la libertad con cargos para los otros cuatro.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.