Luego de que William Barr, secretario de Justicia de Estados Unidos, anunciara que el exsecretario de Defensa de México, el general Salvador Cienfuegos Zepeda, sería extraditado a su país a raíz de que los cargos por narcotráfico y lavado de activos fueron desestimados por la justicia estadounidense, las reacciones de enojo por parte de exagentes de la DEA no se hicieron esperar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.