Agentes de la Guardia Civil con competencias en la provincia de Tarragona (Cataluña, España) incautaron este lunes un gran alijo de 3,5 toneladas de hachís en la playa de La Mora, pero no consiguieron atrapar a las personas que lo acercaron hasta las costas en una narcolancha ni tampoco a las que pensaban recibirla y transportarla, ya en tierra, a un lugar seguro.

Los hechos se produjeron el lunes pasado y en plena noche, cuando los narcos realizaron la descarga con la intención de extraer la mercancía por un camino cortado con una cadena que ellos mismos habían habilitado para la maniobra ilícita. Sin embargo, ante la presencia de los agentes, que detectaron la llegada de la embarcación a la playa mediante los avanzados sistemas de cámaras existentes en las inmediaciones, les puso en fuga. Para ello, aprovecharon la gran potencia de la embarcación de la que disponían, ya vacía, y optaron por dejar la droga y salvarse de la cárcel. 

El área del Sur de Cataluña se ha convertido en los últimos tiempos en una zona caliente para el tráfico de hachís que llega directamente desde Marruecos bordeando la Península.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.