Agentes de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) decomisaron 840 kilogramos de cocaína que fue arrojada frente a las costas de Michoacán, donde fue interceptada una embarcación del narco.

De acuerdo con el reporte oficial, el decomiso ocurrió en días pasados y fue encabezado por elementos de la Décima Cuarta Zona Naval, con sede en el municipio de Lázaro Cárdenas.

“Esta acción derivó de trabajos de campo y gabinete, mediante, los cuales se tuvo conocimiento de una embarcación que probablemente realizaba trasiego de cargamento ilícito”, informó la Semar.

Los marinos localizaron 32 bultos que fueron arrojados al mar por los tripulantes de la supuesta narcolancha, quienes lograron darse a la fuga. Solo se recupero el cargamento.

Después del aseguramiento, la carga ilícita fue puesta a disposición ante la Fiscalía General de la República para la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

“Este aseguramiento produjo una afectación económica sensible en la estructura financiera de la delincuencia organizada”, presumió la Semar sobre sus operaciones como guardia costera.

Arrojar la droga al mar es una táctica acostumbrada por los narcos, pues eso les da tiempo para escapar de la Marina. Aunque en ocasiones también son perseguidos. En ocasiones también abandonan su embarcación en la playa.

En mayo pasado, la Semar también aseguró casi dos toneladas de cocaína que había sido arrojada a las aguas y detuvieron a ocho supuestos delincuentes implicados en el transporte de la droga, frente a la costa de Michoacán.

Después de identificar las embarcaciones menores con apoyo de una aeronave, el personal naval envió buques para lograr la intercepción, pues en una de las lanchas se desplazaban cinco personas y en la otra iban tres más.

Pero al percatarse de la presencia de los elementos navales, los sujetos quisieron escapar y arrojaron 43 bultos al mar que contenían mil 954 kilogramos de clorhidrato de cocaína, supuestamente procedente de Centro y/o Sudamérica.

La Semar no precisó a qué grupo criminal pertenecería el cargamento, sin embargo, reportes previos han indicado que la costa de Lázaro Cárdenas es disputada por el Cártel Jalisco Nueva Generación y parte del concilio de células michoacanas que conforman a Cárteles Unidos.

Mientras que a principios de marzo, la dependencia también informó que había decomisado mil 119 kilogramos de cocaína flotando en el mar, frente al Puerto de Chiapas, y detuvieron a siete presuntos delincuentes que la transportaban coordinados en una lancha y un buque pesquero.

Elementos navales de la Octava Región con sede en Acapulco, Guerrero, llegaron al lugar, pero lo tripulantes ya no se encontraban a bordo de la embarcación menor y los paquetes estaban flotando en la cercanía marítima, desde donde se resguardó en una unidad de la Semar.

Como resultado de las acciones se incautaron 29 costales de nylon de diferentes tamaños con empaques en forma de ladrillo, cuyo pesaje ministerial ante la Fiscalía General de la República superó la tonelada de cocaína en polvo. Los paquetes estaban marcados con caracteres #@#, además de la silueta de un rey y con el de la marca Toyota.

Tanto la droga, el barco pesquero, los siete sujetos y la lancha con dos motores fuera de borda fueron puestos a disposición de las autoridades ministeriales en Puerto Chiapas para las investigaciones correspondientes. Para dar con la intercepción se emplearon aviones de alerta temprana, un helicóptero, así como unidades de superficie con personal capacitado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.