En operaciones de patrullaje en Anzoátegui, integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana procedieron a la detención
de siete ciudadanos, cinco venezolanos y dos procedentes de Trinidad y Tobago, todos ellos «asociados al narcotráfico y trata de personas», según explicó el alto representante Domingo Hernández Lárez.

Los arrestados, que cayeron en una de las zonas habituales del narcotráfico internacional de Sudamérica, estaban en posesión de teléfonos satelitales para la comunicación en altamar y 800 litros de combustible.

La lancha que poseían y que fue intervenida, además, era una embarcación sin matrículas con dos potentes motores fueraborda que le confieren una altísima velocidad sobre las aguas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.