El equipo Harc de la Aduana del puerto de Róterdam, en Holanda, ha realizado en las últimas jornadas tres operaciones contra el tráfico de cocaína a gran escala que han desembocado en la incautación de otros tantos alijos de 1.800, 900 y 1.300 kilos de droga, respectivamente, y la detención de siete personas, a saber, cuatro supuestos rescatadores que ‘vivían’ en un contenedor-hotel, dos conductores de camión y una persona más supuestamente implicada en el posterior ocultamiento de las sustancias. El valor total de la droga incautada superaría los 350 millones de euros en el mercado europeo.

El primer operativo se produjo después de un aviso de que un envío de drogas de Bélgica se dirigía a los Países Bajos, un camión con matrícula belga fue retirado de la carretera a finales del mes pasado cerca de Barendrecht y revisado. Cuando los agentes abrieron las puertas del contenedor de envío, cientos de bloques de cocaína cayeron a la calle.

Después del descubrimiento, la policía intensificó inmediatamente el rastreo  y llamó al Equipo de Asistencia Especial (TBB) de Aduanas para conducir el camión hacia un área segura en el puerto de Róterdam. Al final allí se contabilizaron 1.815 paquetes con un peso neto de 1.822 kilogramos de cocaína. El valor en la calle de los estupefacientes supera los 191 millones de euros. El camión lo conducía un ciudadano rumano de 28 años. Fue detenido de inmediato.

La semana pasada también se resolvió de forma provisional la situación de cuatro personas que llevaban detenidas desde el 11 de septiembre, cuando la Policía Marítima y la Aduana arrestaron a cuatro extractores en el puerto de Róterdam. Tras comparecer ante la sala del consejo del tribunal de Róterdam, esta ha decidido que permanecerán detenidos 90 días más. Son sospechosos de importar 902 kilos de cocaína.

La incautación sigue aún en fase de investigación. La Aduana, tras las detenciones, encontró una anomalía en un contenedor en un escaneo. Se iniciaron las pesquisas, que condujeron al arresto de los cuatro sospechosos. Los jóvenes (entre 26 y 34 años) de Róterdam estaban ocupados moviendo 764 kilos de cocaína para sacarla de contrabando de la zona portuaria. Además de la cocaína, la Aduana también encontró un ‘contenedor de hotel’ cercano donde los sospechosos probablemente se quedaron por algún tiempo. Había 18 bolsas deportivas llenas de comida en el ‘contenedor de hotel’. Posteriormente en la investigación se incautaron otros 52 y 86 kilos de cocaína, que se atribuyen a estos mismos rescatadores. Los sospechosos filmaron sus acciones. El Ministerio Público hará públicas estas imágenes durante la tramitación del fondo de la causa.

El último de los alijos se produjo cuando la policía encontró una gran cantidad de narcóticos después de revisar un camión. En total fueron encontrados 1.350 kilos de cocaína en un contenedor. Los oficiales decidieron conducir tras el camión luego de que el sistema ANPR diera un golpe. El sistema de cámaras a lo largo de las carreteras da una señal si pasan vehículos sospechosos.

Cuando el camión llegó a un almacén en Róterdam, se revisaron los papeles y se inspeccionó la carga. Pronto resultó que las drogas estaban escondidas en el contenedor en la parte trasera del camión. El Equipo de Asistencia Especial (TBB) de la Aduana fue llamado de inmediato para conducir el camión a un lugar seguro para una mayor investigación. Al final, la balanza se clavó en 1.350 kilos de droga con un valor en la calle de más de 100 millones de euros.

dos arrestos
El conductor del camión, un residente de Breda de 45 años, ha sido arrestado. Lo mismo se aplica a un residente de Rotterdam de 36 años que estaba presente en el cobertizo. Ambos sospechosos comparecieron hoy ante el juez de instrucción bajo sospecha de importación y tráfico de estupefacientes. Ambos permanecen en la cárcel por 14 días más.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.