Los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña detuvieron en las últimas horas a cuatro personas como supuestas responsables de una de las plantaciones de marihuana con sistemas más sofisticados de cuantas se han detectado últimamente.

Los investigados, que regentaban la instalación en la localidad de Gironella (Barcelona), habían preparado un inmueble con transformadores eléctricos y una avanzada red de iluminación, todo ello con enganches ilegales a la red eléctrica pública, con el fin de mantener el crecimiento de las plantas al máximo. 1.390 de ellas con un peso de más de una tonelada fueron intervenidas sobre el terreno.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.