La Guardia Civil ha dado un importante golpe de mano a una estructura delictiva dedicada al tráfico de cocaína a pequeña y mediana escala en Sevilla que disponía de una flota de patinetes eléctricos para, supuestamente, efectuar las entregas con la suficiente agilidad y evitar así seguimientos policiales.

La fase final del operativo se centró en una vivienda, en la que los agentes hallaron una bolsa con una importante cantidad de cocaína (varios paquetes envueltos en film transparente cuyo peso está aún por definir), además de miles de euros en efectivo procedentes presuntamente de la actividad ilícita.

Se incautaron, además, media docena de patinetes eléctricos empleados, supuestamente, para realizar las entregas y recibir las contraprestaciones económicas del negocio ilícito.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.