Agentes de los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña detuvieron en las últimas horas a dos individuos dedicados, supuestamente, al tráfico de drogas, a los que interceptaron con una gran caja de calcetines impregnados en una densa capa de lejía para ocultar la carga real: un importante cantidad de marihuana y hachís para su distribución a terceras personas.

Los investigadores de los Mossos señalan que el negocio ilícito lo dirigían desde un apartamento turístico de Blanes, localidad costera de la provincia de Girona, al Noreste de España.

Los agentes les interceptaron cuando trasladaban la con marihuana y hachís en los calcetines impregnados en lejía con el único objetivo de disimular el olor pasar inadvertidos ante cualquier punto de control.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.