La Policía Foral de Navarra ha detenido a tres individuos de nacionalidad francesa que habían decidido cruzar la frontera para levantar una zona de cultivo de marihuana exterior que se había convertido en un pequeño bosque, con especies que superaban en algunos casos los tres metros de altura.

Los agentes navarros, mediante el empleo de los drones, localizaron la plantación, por lo que iniciaron las pesquisas para dar con sus responsables. Así, esperaron a la salida de los sospechosos de la zona en un vehículo, momento en el que les dieron el alto y les detuvieron, trasladándoles al lugar para el completo registro y posterior incautación de las plantas, cerca de 100.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.