Los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña desmantelaron en las últimas horas las actividades ilícitas que se desarrollaban en un chalé de alto nivel ubicado en Tarragona, empleado para el cultivo de plantas de marihuana a gran escala. 

En el marco de la intervención, los agentes hallaron una pistola preparada para hacer fuego real en cualquier momento en posesión de los tres detenidos, además de enganches ilegales a la red eléctrica que, además, ponían en riesgo al resto de vecinos de la zona.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.