Los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña desactivaron en las últimas horas un activo punto de venta de cocaína en la localidad de Vilanova i la Geltrú, en Barcelona.

La investigación policial determinó que en la vivienda que hacía de narcopiso, regentada por un hombre y una mujer, se distribuían estupefacientes en horario comercial, de nueve de la mañana a ocho de la tarde. Por los hechos y ante la gran cantidad de dosis y otros efectos incautados, la autoridad judicial ordenó el ingreso en prisión de ambos sospechosos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.