Los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña detuvieron en las últimas horas a una mujer, empleada de una inmobiliaria, que regentaba junto a un inquilino una plantación indoor de marihuana en una vivienda de Peralada, en Girona.

Los Mossos explican que en la vivienda, además de 778 kilos de marihuana, fueron incautados casi 14 kilos de cogollos y unos 6.000 euros en efectivo procedentes supuestamente de la actividad delictiva investigada. El inmueble tenía un elevadísimo consumo eléctrico y estaba enganchado ilegalmente a la red pública.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.