Marsella, al Sur de Francia, ha sido históricamente un feudo clásico de las mafias y los sindicatos que operan en el crimen organizado a nivel europeo, muchas de ellas con gran violencia. Por ello, las autoridades extreman la vigilancia, en aras de evitar episodios dramáticos para la población. Así, y fruto de los controles efectuados por la Douane en los puntos críticos, los agentes localizaron un cargamento de drogas y un AK-47 listo para disparar.

El hachís incautado / Douane

El hallazgo tuvo lugar en la estación Saint-Charles de la ciudad de la Costa Azul, y para el mismo fue esencial la actividad de un perro adiestrado para la detección de narcóticos, que marcó la maleta sospechosa. En ella fueron hallados 33 kilos de hachís junto al arma larga.

El AK-47 / Douane

Post Views: 3

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.