La Turk Polis trabaja a diario para intentar frenar los impulsos de los narcotraficantes que intentan transportar toda clase de sustancias ilícitas a través de Turquía y en dirección a Europa. Un ejemplo de ello tuvo lugar en las últimas horas con la detención de dos individuos que, en un habitáculo de su camión, llevaban 55,6 kilos de heroína.

La droga decomisada a los arrestados fue hallada por un perro adiestrado, que encontró el lugar exacto, cerca de la cabina, donde se hallaban las bolsas de deporte con la droga. 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.