Un perro antinarcóticos de la Guardia di Finanza, en el marco de un patrullaje rutinario, fue atraído por el olor procedente de un área residencial de la localidad de Santa Croce sull’Arno, en la provincia de Pisa. El olfato del can fue acertado, pues se dirigió a un garaje en el que se halló gran cantidad de droga.

En concreto, los financieros incautaron 77 kilos de hachís, 25 de marihuana y una pequeña cantidad de cocaína, por lo que detuvieron a su responsable, que ya ha ingresado en una de las prisiones de la región de forma incondicional.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.