La Fuerza Naval de El Salvador, en una operación por mar y aire desarrollada en el Océano Pacífico a la altura de América Central, ha detenido a siete personas tras la interceptación de un semisumergible tipo LPV (Low Profile Vessel) que transportaba 2,2 toneladas de cocaína, según informa el propio presidente del país, Nayib Bukele.

La droga, valorada en unos 55 millones de dólares, fue incautada A 450 millas al Suroeste del Puerto de Acajutla, el lugar más cercano de las costas salvadoreñas. En el interior del semisumergible viajaban tres personas, todas ellas detenidas, dos de nacionalidad colombiana y la tercera ecuatoriana. 

En paralelo, las autoridades salvadoreñas tuvieron la capacidad para detectar la lancha que tenía como objetivo salir al rescate del LPV. Cuatro individuos de nacionalidad guatemalteca también fueron arrestadas en el marco del operativo.

Las autoridades detectaron el semisumergible el 15 de agosto, pero no fue hasta el 18 cuando procedieron a la interceptación del mismo. Todo parece indicar que los tripulantes se sabían descubiertos, pues se dirigían a la zona en la que después se localizó la lancha de rescate.

El narcosubmarino incautado, de fabricación colombiana, y los detenidos, fueron trasladados a territorio salvadoreño. Los arrestados, precisó Bukele, ingresarán en prisión.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.