La Policía Nacional tuvo que reducir a un presunto narco de O Porriño, en Pontevedra (Galicia, España) que disparó contra los agentes para intentar proteger un gran laboratorio de drogas en el que contaba con más de 20 kilos de hachís, otros tantos de sustancia de corte y más de un kilo de cocaína y de heroína, además de varias armas y dinero en efectivo.

Los policías, tras una larga y minuciosa investigación sobre el tráfico de drogas que se remonta a varios meses atrás, centraron su investigación sobre dos varones, que podrían ser los responsables de un importante nudo de distribución de sustancias estupefacientes a pequeños vendedores, que se encargarían de hacer llegar las mismas a los consumidores finales, especialmente en la ciudad de Vigo y alrededores, pudiendo utilizar para ello dos locales ubicados en el barrio de Traviesas, como posibles laboratorios de disgregación, adulteración y distribución de las sustancias estupefacientes.

El día 3 de noviembre se realizan varios registros en los domicilios de los principales sospechosos, en un taller y un local. En el primer registro efectuado en la localidad de O Porriño, cuando los agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) se disponen a efectuar la entrada, desde el interior del inmueble un varón esgrime un arma de fuego efectuando un disparo, sin llegar ocasionar heridos, siendo reducido por los agentes, que proceden a su detención.

En los registros efectuados se han intervenido 1.380 gramos de cocaína, 23.333 gramos de hachís, 1.463 gramos de heroína, 3.427 gramos de marihuana, 24,19 gramos de MDMA, 468 gramos de Speed y 18.165 gramos de sustancia de corte, además de más de 25.000 euros en efectivo, dos armas de fuego, una pistola de aire comprimido, un arma blanca de grandes dimensiones y varios teléfonos móviles. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, encontrándose la investigación abierta, y no se descartan nuevas detenciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.