Los agentes de los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña descubrieron en las últimas horas una casa que había sido convertida en un auténtico búnker preparado para la producción de marihuana a gran escala intentando pasar inadvertido para las autoridades.

En el marco de los registros, desarrollados en el Tarragonés, los agentes detectaron varias entradas en los suelos, las paredes y el techo de una gran plantación semisubterránea que ocultaba nada menos que 4.000 plantas de marihuana. Hay varios detenidos en una operación que continúa abierta.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.