Agentes de Policía Nacional han detenido en Chiclana y en Jerez (Cádiz) a tres ciudadanos polacos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Los detenidos se dedicaban a comprar en la provincia de Cádiz grandes cantidades de cogollos de marihuana que eran envasados en latas de tomate triturado y así poder exportarlas a Polonia. Para ello, disponían de una falsa conservera en la citada localidad de la costa andaluza.

La investigación realizada por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Cádiz se inició hace tres meses tras descubrir que dos ciudadanos polacos de unos 50 años de edad, se dedicaban de manera exclusiva al negocio de la marihuana. Los investigadores tenían conocimiento de que un grupo liderado por ciudadanos polacos estaba adquiriendo importantes cantidades de marihuana a lo largo de la provincia de Cádiz. Las gestiones realizadas para localizarlos e identificarlos plenamente fueron complejas ya que los dos principales investigados residían en una exclusiva urbanización de Jerez, un lugar de pocos vecinos y alejado del casco urbano donde pasaban desapercibidos y se sentían a salvo de la acción policial.

Así pues, tras estar plenamente identificados se intensificaron las vigilancias sobre los dos investigados que tenían un alto nivel de vida sin realizar ninguna ocupación laboral, más allá de los contactos y reuniones que de manera permanente mantenían con personas afincadas en las provincia de Cádiz y otras limítrofes, con las que trataban de cerrar acuerdos para la adquisición de cogollos de marihuana que iban almacenando en un chalet en Chiclana de la Frontera aguardando ser enviados a Polonia.

Los investigadores averiguaron el momento en el que se iba a proceder al envío de una cantidad importante de marihuana, así como el modo de llevarse a cabo. Los agentes descubrieron que la marihuana iba a ser ocultada en botes de tomate triturado de cinco kilos. Tenía preparado un envío de dos toneladas de latas de tomate, entre las cuales se encontraban ocultas más de 50 latas falsas, perfectamente envasadas y etiquetadas, pero rellenas de marihuana.

El transportista polaco que recogería las latas en Chiclana de la Frontera fue interceptado por los agentes de la Udyco y acto seguido se procedió a la detención de los dos principales investigados. En los registros realizados en los dos chalets en Chiclana y en Montecastillo (Jerez) se incautaron nuevas partidas de marihuana y se hallaron multitud de latas de tomate y otras latas pendientes de rellenar de marihuana. Se intervinieron igualmente dos máquinas envasadoras industriales. La cantidad total de cogollos de marihuana incautados asciende a 24 kilos. También fueron incautados un total de 11.000 euros en efectivo, equipos electrónicos empleados por los investigados para detectar y eludir vigilancias y seguimientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y joyas y relojes de lujo de elevado precio.

Polonia se está convirtiendo en uno de los principales países destinatarios de las partidas de marihuana que se cultivan en la provincia de Cádiz y en el resto de provincias de Andalucía. Muchas organizaciones internacionales de calado, están desplazando a algunos de sus miembros al sur de España, donde tratan de pasar desapercibidos mientras se dedican a estas labores de recolección y exportación. Buscan material estupefaciente de calidad y cuando logran cerrar un buen precio, lo almacenan y preparan el próximo envío destino Polonia o bien otros puntos de Europa. El precio del kilo de marihuana en España se multiplica en Polonia, reportando pingües beneficios a estas organizaciones, que les permiten llevar una vida de lujo y ostentación. Apuntan los investigadores que este hecho, ha sido quizás el más importante a lo hora de poder detectar y localizar a los miembros de la organización investigada, pues el nivel de vida que mostraban y los coches que conducían no tardaron en llamar la atención en Chiclana y otras localidades limítrofes. Entre los coches propiedad de los investigados se han intervenido dos modelos de la marca Mercedes valorados en más de 120.000 euros cada uno de ellos.

El boom experimentado por el cultivo y tráfico de marihuana en la provincia de Cádiz, favorecido por las penas menores que se aplican en el caso de esta sustancia estupefaciente y por los grandes beneficios económicos que reporta, está atrayendo a la provincia a organizaciones criminales internacionales, como es el caso. La Policía Nacional tiene desplegado un operativo especial que lucha contra este tráfico ilícito, dentro del cual la la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Cádiz destina importantes medios y recursos que comienzan a dar sus frutos con continuidad. Es de reseñar que esta nueva operación sigue a la Operación Green Giant realizada el pasado mes de mayo en unos invernaderos en El Colorado (Conil) y en la que se intervinieron más de 21.000 plantas de marihuana, la mayor incautación hasta la fecha en la provincia de Cádiz, con 18 detenciones practicadas.

Los agentes de la Policía Nacional trabajan para detectar, identificar y detener a personas dedicadas al cultivo ilegal de cannabis sativa y al tráfico de drogas. La ciudadanía también puede colaborar para erradicar este tipo de plantaciones denunciándolo a través [email protected] o a través de la página web www.policia.es donde existe un apartado específico al efecto.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.