La pericia de un agente de los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Catalunya que se encontraba fuera de servicio sirvió para detener a un individuo que se movilizaba por la carretera N-420 de la citada localidad del Noreste de España con una importante carga de marihuana.

En concreto, y tras la inspección del vehículo, las autoridades incautaron 260 kilos de cogollos de marihuana perfectamente envasados y listos para ser entregados a los destinatarios. El hallazgo vino seguido de la detención del sospechoso de tráfico de drogas en Reus.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.