En una operación conjunta con Estados Unidos, Guardacostas de Costa Rica y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) capturaron una lancha pesquera con aproximadamente una tonelada de cocaína. El capitán de lancha narco, de nacionalidad nicaragüense, tenía orden de captura por tentativa de homicidio. También se contó con apoyo de aeronaves del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) y de Estados Unidos.

Producto del Patrullaje Conjunto con Estados Unidos, oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas costarricense, así como del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), capturaron una lancha pesquera costarricense con aproximadamente una tonelada de cocaína a bordo. De acuerdo con lo informado por el comisario Martín Arias Araya, viceministro de Seguridad Pública, se trató de una operación muy compleja que implicó una gran coordinación interinstitucional e internacional, la cual demoró tres días.

La cocaína / Seguridad Pública

Arias detalló que se trata de una embarcación de pesca artesanal de nombre MAKY E, con matrícula de Puntarenas P-10478, la cual fue interceptada aproximadamente a 120 kilómetros al sur del puerto de Caldera, en aguas ubicadas frente a Cabo Blanco, Pacífico norte. Tras realizar una inspección de la embarcación, las autoridades lograron encontrar, dentro de las hieleras, gran cantidad de paquetes que estaban ocultos bajo una carga de pescado.

El pesquero, en altamar / Seguridad Pública

Los tripulantes fueron identificados como tres costarricenses de apellidos Torrentes, de 41 años, Duarte, de 35 años y Fallas, de 39 años, así como un nicaragüense apellidado Mojica, de 44 años de edad, quien era el capitán de la nave, con estatus de residente permanente en suelo costarricense.

Detalle del barco / Seguridad Pública

Tras verificar la condición jurídica de los tripulantes, el personal del OIJ y Guardacostas determinaron que, con respecto a Mojica, las autoridades judiciales de Puntarenas habían dictado, desde el pasado 16 de marzo, una orden de captura y remisión a cárceles por el delito de tentativa de homicidio.

Llegada al puerto / Seguridad Pública

La lancha, junto con la droga y los detenidos, fue transportada hasta la Estación de Guardacostas de Caldera, cantón de Esparza, Puntarenas, cerca de la una de la madrugada de este miércoles, tras lo cual los agentes judiciales y oficiales del Guardacostas se abocaron a realizar el conteo de la droga y demás diligencias, lo que permitió determinar que se trataba de poco más de una tonelada de cocaína.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.