La Police Nationale de Francia y, de forma específica, sus agentes desplazados en la región de Limoges, cerraron esta semana una gran investigación contra el narcotráfico a gran escala al detener a cinco individuos e incautar una furgoneta con más de una tonelada de hachís procedente de España y dirigida a París. 

Las pesquisas se centraron en torno a un ciudadano francés de unos 60 años que tendría los contactos en España para hacerse con la droga y con socios en París para adquirirla. Además, según explican los investigadores, conduciría los vehículos lanzadera que dan protección a cada uno de los envíos de droga.

El operativo se cerró con la interceptación del vehículo con las sustancias y el arresto del citado individuo y de sus cinco cómplices en un alijo histórico por su magnitud en esa zona de Francia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.