La Guardia Civil tiene en el punto de mira a la localidad de Navahondilla, en la provincia de Ávila, y en concreto a sus urbanizaciones, ya que en lo que va de año han encontrado allí hasta cuatro laboratorios indoor dedicados al cultivo de marihuana. Ubicado cerca de Madrid y relativamente lejos de los ojos de las autoridades, los narcos piensan que pueden eludir la vigilancia, pero no es así.

En esta oportunidad, continuando con la denominada ‘Operación Pino Verde’, se llevó a cabo un registro domiciliario en la urbanización Navapark de dicho municipio, donde se localizó, en el sótano de una vivienda, un laboratorio destinado al cultivo de marihuana, oculto tras un tabique. Allí, encontraron 353 plantas de marihuana que arrojaron un peso total de 70,45 kilogramos, 2 aparatos de aire acondicionado, 20 lámparas de sodio, 10 ventiladores, 3 extractores de aire, diversos fitosanitarios y un avanzado sistema de riego automatizado, todo lo cual fue intervenido.

La vivienda estaba provista de una compleja y sofisticada instalación eléctrica, captando el suministro de la red pública, de manera fraudulenta. Además, también poseía un complejo sistema de vídeovigilancia.

El detenido / Guardia Civil

Como consecuencia de estos hechos, la Guardia Civil ha detenido a una persona como presunta autora de un delito contra la salud pública, por cultivar y traficar con sustancias estupefacientes; además de otro delito de defraudación de fluido eléctrico. El detenido estaba en situación de búsqueda, detención y personación ante un juzgado de la provincia de Madrid.

Sólo en Navahondilla, y en lo que va de año, se han encontrado cuatro laboratorios indoor, se ha detenido a un total de seis personas y se han incautado 1.566 plantas de marihuana que han arrojado un peso total de 226 kilogramos, en esta población de unos 300 habitantes, muy cercana a la Comunidad de Madrid y utilizada habitualmente como segunda residencia.

Post Views: 5

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.