La Guardia Civil ha incautado 30 kilos de marihuana y siete de hachís ocultos en dos vehículos. Ocurrió en un control rutinario en el municipio de Pont de Molins (Girona) que acabó con la detención de uno de los conductores. El segundo logró huir a pie. Los narcos pretendían alcanzar la frontera de Francia, donde la droga multiplica su valor.

Fueron los agentes de la Guardia Civil de La Jonquera los que observaron a dos personas que parecían estar realizando alguna transacción, por lo que procedieron a su identificación. Uno de ellos se dio a la fuga y los agentes encontraron en el maletero de su coche varias bolsas de deporte con 27,9 kilos de marihuana y seis de hachís. En el del otro individuo se halló un kilo de esta última sustancia y fue detenido por un supuesto delito contra la salud pública por tráfico de drogas. La operación sigue abierta en busca del individuo que se logró escabullir y que está identificado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.