Los cuatro detenidos fueron trasladados al Reclusorio Norte (Foto: FGJ CDMX)

Un juez vinculó a proceso a los cuatro hombres que resultaron detenidos tras el decomiso “histórico” de 1.6 toneladas de cocaína que se registró el pasado martes 26 de julio en la alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México.

Los sujetos, identificados como Jesús “N”, Luis “N”, Carlos “N” y Guillermo “N”, recibieron auto de vinculación a proceso y se les ratificó la prisión preventiva justificada por el delito de cohecho. El juzgador declinó competencia a los juzgados federales respecto del delito contra la salud, pues afirmó que el peso de la droga supera ampliamente el rango de la competencia del fuero común.

Asimismo se otorgó el plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria, por lo que los cuatro imputados continuarán encerrados en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte, a donde fueron trasladados el pasado 28 de julio por elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Trascendió que los cuatro detenidos ofrecieron dinero a los policías de la SSC que los detuvieron la semana pasada con dos tractocamiones cargados con cientos de tabiques de cocaína con los sellos de “Tesla” y “Prada”.

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México, Omar García Harfuch, aseguró en conferencia de prensa que se trató del mayor aseguramiento de cocaína en la capital, droga que se pretendía trasladar desde el estado de Oaxaca a la Ciudad de México.

La incautación ocurrió durante un operativo de más de 80 elementos de la SSC en el Circuito Exterior Mexiquense, a la altura de la avenida Río de los Remedios, en la alcaldía Gustavo A. Madero, en los límites de la capital y el Estado de México.

Posteriormente buscaban llevarla a la frontera norte, donde iba a ser vendida y trasladada hacia Estados Unidos, aunque parte de esta droga se iba quedar en el popular barrio de Tepito, en el centro de la ciudad.

Harfuch añadió que los cuatro detenidos son originarios del estado de Durango, quienes formaban parte de un grupo delictivo que opera en ese estado y en Sinaloa, y precisó que el cargamento salió desde Colombia y fue trasladado a México vía marítima. Versiones extraoficiales informaron que la cocaína pertenecía a gente de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“La droga provenía del estado de Oaxaca, el cual pasaría por su recorrido hacia el norte del país para su venta en distintos estados y finalmente trasladarla a los Estados Unidos. Parte de esta droga también se iba quedar en la CDMX, específicamente en la zona centro, en el barrio de Tepito. De acuerdo con las líneas de investigación, se tiene conocimiento de que el cargamento tiene su origen en Colombia, el cual fue transportado vía marítima a las costas del Pacífico”, amplió García Harfuch.

El reportero especializado en nota roja, Carlos Jiménez, informó que la cocaína pertenecía a gente de Joaquín “El Chapo” Guzmán. Los centenares de paquetes con el estimulante iban ocultos en compartimentos habilitados en cuatro plataformas, dos por cada tráiler, precisó el secretario de seguridad ciudadana.

El destino final de la cocaína pretendía ser la costa oeste de los Estados Unidos, concretamente la ciudad de Los Ángeles, donde la droga probablemente habría duplicado el valor que tenía en México (400 millones), explicó el titular de la policía capitalina.

En total, el operativo causó una afectación de 400 millones de pesos de pérdidas al crimen organizado, afirmó García Harfuch, pero si el decomiso hubiera sido en la frontera norte, habría implicado una pérdida de 800 millones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.