Cuatro trabajadores de una empresa que daba mantenimiento al sistema de videovigilancia fueron secuestrados

Supuestos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) privaron de la libertad a cuatro trabajadores que reparaban una cámara de videovigilancia en Apulco, Zacatecas, y hasta la fecha se desconoce su paradero.

De acuerdo con datos verificados por Infobae México, la desaparición de los cuatro hombres ocurrió en inmediaciones de la gasolinera del municipio, localizada sobre la carretera federal que conecta con Nochistlán y donde se da la bienvenida a Apulco, a tres kilómetros de la cabecera municipal.

Aunque en la cámara de seguridad que registró los hechos se muestra la fecha del 4 de agosto, el reporte de la Fiscalía de Zacatecas indica que se desconoce la ubicación desde un día antes en la misma demarcación. Se trata de tres adultos jóvenes y un adolescente, quienes acudieron a dar mantenimiento al sistema.

Según registros de este medio, el CJNG es el grupo que domina en Apulco y en reiteredas ocasiones han intervenido los sistemas de videovigilancia en esa zona. Ya sea desarticulando los dispositivos que captan sus caravanas desde lo alto o derribándolos.

Luego de tres días en que fueron secuestrados, aún no se sabe nada de Sergio Esaú Ramírez Alonso, de 30 años; Jaime Fernández Morales, de 25, Héctor Abner Donoso Cruz, de 23, y José Manuel González, de 16. Medios locales señalan que las autoridades no querían atender el reporte desde un inicio.

La Fiscalía de Zacatecas no había informado la localización de las víctimas hasta la tarde de este 6 de agosto. Supuestamente, las grabaciones son transmitidas a bases de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Guardia Nacional, pero esas dependencias no acudieron en auxilio.

El plagio quedó captado en la misma cámara de videovigilancia que era reparada. Según el tiempo contabilizado, los presuntos sicarios del CJNG tardaron menos de tres minutos para dar con sus víctimas, identificarlos y obligarlos a subir en la parte trasera de la camioneta que llevaban para sus labores.

Los hechos se registraron alrededor de las 14:15 horas, mientras circulaban vehículos de carga como particulares, tanto aquellos que ingresaban al municipio de Apulco por el cruce, como aquellos que iban hacia Nochistlán, hacia donde partieron los agresores fuertemente armados con fusiles de grueso calibre.

En el video se observa que los presuntos integrantes del CJNG implementaron su operativo en menos de diez segundos, cuando descendieron de las dos camionetas, se desplegaron por el tramo y lo bloquearon mientras los empleados se acercaban a su unidad.

Desde lo alto un hombre de gorra azul vio la llegada de los civiles armados, pero descendió al verse rodeado. Ya en el suelo levantaban las manos que también pusieron sobre su cabeza, en señal de rendición mientras cruzaban un cerco.

Después fueron empujados con los cañones para abordar la parte trasera. Enseguida fueron custodiados por tres sicarios y otro más fue a la cabina para encender el automotor, dar la vuelta e ir por delante a Nochistlán.

Apulco no cuenta con policías municipales, pues los agentes renunciaron por amenazas del CJNG. De ahí que autoridades federales determinaron enviar tropas de la Guardia Nacional. Sin embargo no se informó de ningún despliegue operativo para localizar a las personas levantadas.

El 23 de julio pasado, el Ejército y las autoridades de Zacatecas decomisaron un vehículo con blindaje artesanal que participó en el enfrentamiento un día antes, cuando operadores del Cártel de Sinaloa quisieron ingresar al municipio y desataron una balacera en la comunidad la Pastoría y Tenayuca. Previamente esos mismos sicarios desmantelaron una cámara de seguridad en Apulco.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.