La narcoguerra en Zacatecas parece interminable y nuevamente se vivieron momentos de terror durante el fuerte enfrentamiento protagonizado por supuestos integrantes del Cártel de Sinaloa contra sus enemigos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en límites de Nochistlán y Tenayuca, en el muncipio de Apulco.

De acuerdo con reportes locales, la intensa balacera se registró por la mañana de este 23 de julio, alrededor de las 08:00 horas. Esa disputa criminal se extendió por tramos carreteros al sur de la entidad, en la colindancia con Jalisco. Pero las autoridades no localizaron personas heridas o cadáveres de las posibles víctimas.

En videos captados se escuchó la refriega con estruendos de explosivos y armas de grueso calibre. La población solo se encomendó a Dios, sin mayor intervención de las autoridades. Mientras que en las vías cercanas se localizaron dos unidades calcinadas que, se presume, fueron utilizados en la batalla.

“Al llegar al lugar de los hechos, el personal de las fuerzas de seguridad, localizaron y aseguraron dos vehículos incendiados, así como el decomiso de un vehículo con blindaje artesanal”, confirmó la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas.

Las primeras versiones destacaron que el intercambio de fuego comenzó cerca de Tenayuca, adscrita al municipio de Apulco, donde los grupos enemigos detectaron incursiones. Ante la supuesta invasión de lo que consideran su territorio, la balacera se prolongó sobre la carretera que comunica localidades de la Cofradía y Mesa de Frías.

Está habiendo enfrentamientos aquí en la pura altura de Tenayuca, con bombas granadas y todo”, relataba un señor que captaba la escena de narcoguerra desde lejos. Las detonaciones se oían a kilómetros y en una colina se observaban supuestos vehículos de sicarios que se encontraron de frente.

Que Dios nos cuide, está habiendo enfrentamiento muy fuerte

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas, los reportes a servicios de emergencia fueron por detonaciones de arma de fuego en la comunidad la Pastoría, en el municipio de Apulco. Luego de ello se ordenó el despliegue policial.

Peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado se hicieron cargo del lugar de los hechos, sin que se hayan localizado personas sin vida, ni heridas

Supuestamente, unos miembros del crimen organizado tripulaban patrullas clonadas que abandonaron sobre el camino. Algunos pobladores que transitaban por la zona se encontraron con una camioneta que estaba consumida por las llamas, atravesada en medio e impidiendo el paso.

En las grabaciones compartidas solo se oye un potente combate prolongado por varios minutos y el uso de supuestas granadas. Algunas detonaciones evocaron el sonido de fuegos artificiales en fiestas patronales del pueblo, pero en realidad es el estruendo de disparos de metralletas.

“De manera coordinada, se lleva a cabo un operativo de búsqueda de los presuntos responsables, sin que hasta el momento se cuente con personas detenidas”, reconoció la dependencia encabezada por el general Adolfo Marín Marín.

Versiones extraoficiales señalaron que la zona sur de Zacatecas está bajo dominio criminal del CJNG y quienes entraron para disputar el territorio fueron sus enemigos del Cártel de Sinaloa. Esta narcoguerra se intensificó en el estado desde mediados de 2020 y no ha cesado, pese al despliegue de miles de soldados y guardias nacionales. Apenas hace un mes también se registró otra narcodisputa en Tenayuca entre ambos bandos, donde se usó un camión amarillo tipo tortón con escotillas. El saldo de entonces fue el mismo que ahora: sin víctimas y sin detenidos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.